15 agosto, 2019

Sobre los Millenials y el consumo aspiracional.

Las marcas actualmente están teniendo que cambiar su enfoque para lograr empatizar con las nuevas generaciones y sobretodo con los nuevos estilos de vida. A los jóvenes menores de 30 años se suman las nuevas tendencias en los estilos de vida como la re-conceptualizacion de la “familia tipo”, la personalización de las mascotas, la hiper-personalización, las experiencias como protagonistas, el lugar que ocupa el trabajo en nuestra vida. Todos estos cambios se han podido visualizar a través de FARO, nuestra investigación sobre las tendencias mundiales que impactan en nuestra ciudad.

Este informe nos muestra un Consumidor que valora cada vez más conceptos como la Transparencia, exigiéndole a las empresas que sean “cajas de cristal”, “Dime quien eres y te diré cuánto te quiero” “Sé que no eres perfecto pero demostrame que lo intentás” parecen ser los nuevos “reasons to belive”de los consumidores millennials.

Esto trae aparejado un cambio en el concepto del lujo. Hoy en día las marcas apuntan a aspectos como la sencillez, menos es más, la individualidad por encima de la masividad. El lujo hoy en día se valora a través de la simpleza, la comodidad, la practicidad, como un medio que me permita disfrutar y experimentar la vida más que un objeto que sólo sirve como elemento de ostentación. En los ´90 y 2000 el concepto que regía era “soy lo que tengo”, en esta nueva era se transforma para dar paso a “soy lo que vivo y disfruto”.

A través del Tilo Marketing Report, que es un informe sobre el consumidor platense que realizamos en el estudio desde hace 6 años, pudimos verificar la importancia que tienen las experiencias y buenos momentos en los consumidores platenses y en mayor preponderancia entre los más jóvenes. A pesar que se observa una gran contracción en los consumos aspiracionales dada la situación económica (consumos que realizamos en función de la clases social a la que sentimos que pertenecemos, independientemente si los niveles de ingreso concueradan con el mismo), los únicos consumos superfluos que los platenses mantienen son las salidas con amigos (con menor frecuencia o menores niveles de gasto promedio en las mismas) y las actividades deportivas/culturales que permiten disminuir los niveles de angustia, bronca y estrés que genera la actual situación económica.

Los consumidores buscan pasarla bien, valoran las experiencias vividas por sobre el consumo efímero del momento. Esto hace que las marcas tengan que generar diálogos diferentes con sus segmentos, que los entiendan y puedan dar respuestas genuinas a estas nuevas problemáticas.

Es por esto que surgen tan fuertemente los influencers, instagramers y youtubers como grandes personajes de referencia por encima de los “famosos”. Logran con los consumidores generar una mayor identificación, se sienten reflejados en lo que les pasa, con sus mismas problemáticas y su autenticidad al momentos de dar opiniones.

Para poder generar vínculos duraderos y genuinos con los consumidores las marcas tienen que poder entender:

  • Entender que los nuevos consumidores construyen su identidad a través de nuevos sistemas de identificación basados en los inmediato, lo efímero y las experiencias positivas
  • Comprender que si bien es necesario ser relevante es mucho más importante ser consistentes

 

Ana Clara Carreras

Directora del Área de Research y Consumo.

Detalles de la Entrada