23 marzo, 2016

¡Quiero ser viral!

Cuando decidimos enfrentar una estrategia de gestión de la comunicación en redes sociales, los clientes tienen siempre algo en mente: «¡Quiero que mi contenido se viralice!”.

Nuestra respuesta es siempre la misma, «¿Estás dispuesto a generar contenido de valor para tus fans y atender sus requerimientos?

Ya desde hace dos años, o más, escuchamos que el “contenido es el rey”. ¿Qué significa esto? ¿Cómo aporta el contenido a la viralización de un posteo o un tweet? ¿Todas las marcas generan contenidos que sean virales? Bueno, las respuestas son muchas.

El marketing de contenidos es la creación de contenidos pensados específicamente para conectar (generar engament) con nuestros usuarios en las distintas plataformas sociales en las que esté presente nuestra marca.

La clave entonces está en conocer a nuestra comunidad, a saber que es lo que les interesa, que los mueve y de que forma conectan con nuestra marca.

La segmentación de nuestra comunidad, ya sea a través de sus variables duras o blandas (vinculo consumidor-marca, dimensión simbólica del producto, etc) nos van a dar una pista acerca del perfil de usuarios que conectan con nuestras plataformas y por ende empezar a diseñar una estrategia de contenidos más acorde a sus gustos y preferencias.

No hay recetas mágicas sobre como generar contenido viral. Entonces ¿qué debemos hacer para poder generarlo? Primero debemos estudiar a nuestra audiencia, saber que los motiva y que los conecta con nuestra industria, nuestra marca y nuestros productos. Esta es la base. Una vez que los entendemos y conocemos a fondo si podemos preguntarnos: ¿Nuestro contenido es contagioso?.

Una metodología interesante para desarrollar contenidos vitales es la que propone Jonah Berger en su libro Contagio. De acuerdo a sus estudios el autor nos propone seguir una serie de “pasos” (STEPPS, acrónimo en inglés) que debemos tener en cuenta y preguntarnos:

  • ¿Nuestro contenido genera “Moneda Social”? Es decir, eso que estamos compartiendo ¿nos hace “quedar bien”?
  • ¿Sobre que “disparadores” nos podemos apalancar? ¿Aquello que voy a compartir está en la mente de las personas?
  • ¿Estamos generando “emoción”? Cuanto más nos importe la información o si nos involucra psicológicamente, es decir que significa algo para nosotros, mayores son las probabilidades de compartirlo.
  • ¿El contenido tiene carácter público? El ser humano se construye en su reflejo con el otro. Es decir cuando vemos a otras personas haciendo algo, somos más propensos a imitarlas.
  • Debemos preguntarnos: ¿mi contenido tiene valor práctico? ¿Es información de valor para otras personas de mi comunidad?
  • Y por último. ¿Estoy contando una historia? Desde nuestros orígenes las historias fueron la manera de transmitir los conocimientos entre generaciones. Cada charla cotidiana, sin “profundidad” está envuelto en una historia.

La respuesta viene en forma de pregunta ¿Estás dispuesto a generar contenido de valor para tus fans y salir de tu zona de confort?

Lic. Gustavo Banchero
Asociado

Saccone | Estudio de Marketing.

Detalles de la Entrada