5 octubre, 2015

¿Fotografiar las experiencias fija los recuerdos?

Una imagen que muestra a una anciana sin su teléfono en medio de una multitud que toma fotos con sus celulares, y que se viralizó en Twitter, vuelve a poner la discusión sobre la manía de inmortalizar los momentos en vez de vivirlos.

La sonrisa de una señora que disfruta del momento en medio de una multitud que se apresura por capturar la experiencia con las cámaras de sus celulares se viralizó rápidamente e instaló, de nuevo, la discusión acerca del uso excesivo de los móviles en todo tipo de situación, en lo que muchos consideran una manía por registrar o inmortalizar los recuerdos en vez de vivir el momento.

«Estamos perdiendo la capacidad de disfrutar de los momentos importantes», publicó el usuario @MiguelMorenatti en Twitter junto con la foto capturada por John Blanding, del periódico Boston Globe. De inmediato, generó la discusión acerca del uso excesivo de los smartphones en esta y otras situaciones cotidianas.

Esta es sólo otra de las imágenes que ha instaurado la discusión. Con el advenimiento de la tecnología todos parecen querer guardar sus recuerdos en sus teléfonos móviles. Ni la Mona Lisa se salva de esta tendencia.
Todos quieren una foto de la Mona Lisa en el Museo Louvre. Foto:EFE

Pero varios estudios demuestran que el acto de tomar las fotos puede disminuir los detalles de los objetos o situaciones que queremos recordar al fotografiarlos.

Así lo expone el estudio Point-and-Shoot Memories: The Influence of Taking Photos on Memory for a Museum Tour (Capturar Recuerdos: La influencia en la memoria de tomar fotos en el tour de un museo), publicado en la revista Psychological Science. Los participantes fueron guiados en un tour por un museo de arte y dirigidos para que observaran algunos objetos y fotografiaran otros.

El resultado indicó que si los participantes tomaban una foto de cada objeto como un todo, recordaban menos objetos y pocos detalles de esto, así como su disposición espacial dentro del museo. En contraste, recordaban mucho más estos detalles si sólo observaban, en lugar de fotografiar.

A su vez, cuando los participantes hicieron zoom a una parte específica del objeto, el reconocimiento de estos detalles era tan fuerte en su memoria como el de los objetos que fotografiaron sin hacer zoom. Según el estudio, las personas dicen que toman fotos y graban videos para recordar los acontecimientos en sus vidas, pero que esto, de hecho, puede tener un impacto negativo en su memoria.

«Fotografiar una escena puede dividir la atención, algo similar a lo que sucede cuando una persona multitask usa el celular cuando maneja o camina. La gente también puede prestar mucha menor atención a una escena, momento o evento confiando en que la memoria de sus celulares o dispositivos electrónicos ‘recuerden’ por ellos, como lo sugiere una investigación que muestra que la gente es menos propensa a recordar la información cuando sabe que tendrá acceso a ella en el futuro (por ejemplo memoria externas de dispositivos electrónicos, computadoras o smartphones, o por Internet)», concluye el estudio.

Fuente:LA NACION

Detalles de la Entrada